Ir al contenido principal

Una trama desvelada.

<<Ciertos lugares hablan con su propia voz.
Ciertos jardines sombríos piden a gritos un asesinato; ciertas mansiones ruinosas piden fantasmas; ciertas costas, naufragios>> 
Robert  L. Stevenson.

Era de esperar que esos ojos desembocaran en tragedia.
Cuando la fina línea entre "quédate" y "vete" se borraba fácilmente como la goma al lápiz.

El susurro de unas lágrimas cayendo por un precipicio, 
un cuerpo enfermo enredado en una esquina.
Ya no entra luz por las ventanas, 
ya no huele a lavanda.
¿Qué pasó con la primavera? 
Porque aquí todo exclama a gritos "¡Es invierno!".

Se vuelve fría por momentos, porque la llama ya no enciende, porque alguien la apagó sin previo aviso.
Pero no es una sorpresa que un corazón tan apasionado por el riesgo acabase en coma tras un gran accidente.

Los temerarios acaban sufriendo la pérdida, acaban amputándose una parte de ellos mismos.
Los temerarios piden a voces que el dolor y la muerte acudan a ellos.
Los corazones piden ser desgarrados y ella estaba expuesta al peligro.

De todas las veces que desnudó su pecho, la camisa ya no se abrochaba.
Y sí, también era de esperar que ella se acabase encerrando en sí misma por completo.

<< Su corazón pedía a gritos un asesinato; sus ojos, un naufragio.
Estaba predicho su
Fin. >>

Comentarios

  1. WOW.
    Que intenso relato: me ha emocionado.
    La combinación entre la temeridad, el dolor, el peligro, la opacidad...
    Y el final, es increíble.

    También me ha llamado la atención la frase inicial. A mi también me gusta Robert Louis Stevenson. Te dejo una frase que tal vez conozcas (o no) suya:
    “Tanta prisa tenemos por hacer, escribir y dejar oír nuestra voz en el silencio de la eternidad, que olvidamos lo único realmente importante: vivir”.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas tardes, Martina!
      Tu comentario me alegra muchísimo y no puedes hacerte una idea de cuánto. Realmente no estaba muy segura de esta entrada, la veía muy desordenada y sin sentido en muchas frases, pero tus palabras me han hecho muy feliz. Aunque a mi no me convenza lo que hago siempre espero que exista alguien a quien realmente le guste mi "trabajo", y te doy infinitas gracias por aparecer tú en este.

      Con respecto a la cita de Stevenson, también es una de mis favoritas y me alegra el doble que la hayas querido compartir conmigo.

      Sinceramente, gracias.
      Muchos besos♥

      Eliminar

Publicar un comentario