Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2016

a.

Me vendiste todas las diosas de la mitología. 'Llenaste' mis vacíos con sus virtudes y su belleza. Comparaste mi cuerpo con el Olimpo. Y en todo esto te ganaste con creces el infierno. Pero yo quería sus historias, y no sus nombres. Quería ser el libro humano que vivió como ellas. No el cuadro humano que llevaba pegado al trasero todas sus caras.
<<>>

Se puede morir, en la memoria.

<<Un suspiro puede significar
dejar el cuerpo por un instante,
y querer morir.
Un punto puede ser,
o no, el final.>>

Dejar la mente en blanco cuando se escucha un 'te quiero' es como una recopilación de todos los finales dramáticos existentes. Y esto es lo que pasa con las letras; quien te deje de escribir en sus líneas, te mata en vida. Cambia por completo tus versos, párrafos, trama y final. Ahí es cuando realmente estás perdido... cuando pasas a ser nada.
Aquel que muere por unos segundos y vuelve a la vida, de repente se encuentra en un universo paralelo 'infernalmente' peor a su original; sólo ellos saben de lo que hablo. Estos arcángeles son los supervivientes de las maldiciones en la lírica y la retórica. Comprenden que en la memoria están muertos aunque en la ilusión de la realidad parezcan vivos. Y muchas noches miran al cielo esperando que su dios vuelva a ofrecerles su mano.
Pero la lápida ya está tallada, revisada meticulosamente; sin dejar espacios, c…