Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2016

Amapola del sueño eterno.

"Quien te dedica su tiempo te regala su bien más preciado" alguien me dijo una vez. Y quiso hacer de mí su hogar enterrándonos vivos en soledades a distancia. Fue mala idea pues mi pecho absorbe el calor como la tierra, y creo que de aquí nacerá una amapola muerta
(Microrelato para el concurso de Microcuento.es, "Cuento Ilustrado")

M.

Ella sentía completa pasión por los desconocidos, por las cajas sin abrir, por las almas vendidas al diablo y perdidas en los más oscuros bosques. Por corazones como cubos de rubik imposibles, por los paisajes siempre lluviosos y cubiertos de niebla. Por la palidez enfermiza de las pieles, por las miradas que parecían vacías. Por las distancias, por los finales incógnita -o por los finales a secas-. 
Se podía enamorar de utópicos, de inalcanzables y llegar a sentir, como la realidad de la muerte, lo que todo el mundo llama "amor verdadero". Ella buscaba incomprendidos y difíciles porque sabía que eran los que más sorpresas escondían, los que más la llenaban aunque fuese de eones en eones. 
Ella no medía los siglos que pasaban entre "te quiero" sinceros, ella medía el tiempo por las veces que la miraban a los ojos y sentía que podía llegar la primavera en el invierno que contemplaba.
Se sentía realizada siendo la luz que asomaba entre tantas sombras, aunque ella misma …

Cartas del pasado.

¿Crees que llegaremos a conseguir lo que tanto ansiamos al escribir?
Este "romanticismo" nos está matando, ¿lo has pensado alguna vez? Creo que recordar lo peor que hemos sufrido a través de palabras no es el mejor "método de auto-ayuda".
¿No has pensado, como yo, en quemar todas estas memorias y reducir a cenizas el recuerdo? Porque ahora no paramos de escribir, es algo continuo. Nos auto-lesionamos haciendo esto; el no pasar página. La leemos una y otra vez y añadimos anotaciones, miles de post-its de distintos colores, unos encima de otros que sólo contienen más y más metáforas para describir este dolor. Vivimos del amor y sus consecuencias, vivimos de ello como si realmente fuese una forma de vivir.
Pero dime ¿quién vive del amor en estos tiempos?
Me encuentro cansada, por ti y por mi, por las dos. Me cansé de sufrir en vano, de sufrir en líneas para que nadie lo valore, de esta enfermedad, de ser una loca más que vive continuamente con los fantasmas de su pasado, …