Ir al contenido principal

Lo que merezco.

Una de las grandes mujeres que han pasado por mi vida, me dijo una vez: "Tú te mereces a una persona madura, a una persona especial que tenga claro lo que quiere en la vida."
Pero hasta estos días me mostraba reacia a esas palabras, porque ¿realmente existe alguien así? Alguien que sepa a ciencia cierta lo que quiere y tenga su vida planeada al dedillo. Pero la muy aturdida de mí, no comprendió que le estaba dando el significado erróneo.
Porque existe alguien mayor que mi ser de todas las formas existentes, que ha sufrido infiernos iguales a los míos, que ha cubierto océanos con flores por amor, y que de todas esas experiencias ha llegado a una conclusión final; No importa lo que cueste, si se ama se intenta. No importa dónde estemos, si se ama se arriesga a dejarlo todo por ir allá donde esté el otro. No importa lo que seamos, si se ama la otra persona nos adorará incluso por los defectos de los que tanto nos quejamos. No importa que no confiemos en la humanidad, que nos guste la soledad, que nos callemos nuestros miedos y lo que sentimos, porque si se ama, la otra persona sabrá cómo hacernos sentir únicos rodeados de millones de personas que son iguales.
Existe alguien que tiene claro que no quiere perder el tiempo, que no quiere cohibirse ni aplazar citas aunque sean de sofá y abrazos. Alguien que me ha encontrado a mí, su otro alguien, y que no pretende hacerme daño ni en la intimidad de nuestros cuerpos. Alguien que me cuida como si fuese realmente especial, alguien que no tiene miedo a cometer locuras ni a equivocarse porque confía en mí y el apoyo que le ofrezco. Existe alguien que procura comprenderme antes que regalarme palabras vacías. Alguien que en su madurez también hay un niño que se ilusiona con nuevos cuadernos de dibujo y estuches llenos de rotuladores de colores.
Realmente, y al fin, existe alguien que tiene claro lo que quiere, pero conmigo. Y ahora sé que eso es lo que siempre me he merecido.

Comentarios

  1. El amor está extinto. Por desgracia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su extinción es relativa. Está más apagado y menospreciado pero no extinto, desde mi creencia más profunda.

      Eliminar

Publicar un comentario