Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2017

(Sin título, sin fecha, sin porqué)

Contigo he reinventado lo reinventado, lo que ya estaba inventado y lo que no se puede inventar. Es como un capricho querer hacernos sentir que somos únicos en este planeta repleto de almas y cuerpos sin vida. Querer besarte y desear que sea el mejor beso de todos hasta el próximo por venir. Querer decirte que te amo y que el tiempo se detenga, literalmente, para mirarte a los ojos y disfrutar del silencio de la respuesta. Y aún así nos nace todo tan natural. Es como una necesidad querer dar explicación a algo que no lo tiene; que por qué te quiero, por qué me quieres, por qué nos queremos y por qué el destino nos puso cara a cara en su tablero de ajedrez. Hay tantas cosas conocidas que son totalmente nuevas a tu lado que todo es una incertidumbre; tú eres incertidumbre, yo lo soy, el amor lo es... Pero moriría por vivir atada a este vaivén por una eternidad. Una eternidad de eternidades y de invenciones, y de cosas ya existentes que sólo tienen nuevo significado si a ellas les añado …

Que seas real.

Eres imposible. No terminas tus besos, ni tus caricias, ni el sexo. No terminas tus relatos, ni tus frases, ni tus despedidas. No terminas nada, no terminas con esto, no terminas conmigo, y de ningún modo lo consigues.  Quiero que acabes con mi alma, que utilices mi corazón para apagar los cigarrillos, que agarres mi mentón y me mires de la manera más sucia posible. Quiero que me dejes en nada cuando seamos todo. Y sentirme de todo cuando me digas "ya no me queda nada". Acabar agotados, exhaustos, con arañazos y dedos en las llagas. Quiero ser toda la parte perversa de una relación; la oscuridad, el dolor, las lágrimas... Si no me dueles para qué te quiero, si no me odias de vez en cuando, para qué te deseo, si no me echas en cara todas las veces que hemos enredado lengua con lengua y arterias de corazón, para qué quiero compartir mi vida contigo.  No estoy pidiendo que me machaques y me dejes por los suelos, te estoy pidiendo que seas una persona real; que sientas, que grites…