Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2018

Madrid.

Madrid, todos dicen que corrí hacia ti porque era lo mejor, todos no saben que fue por miedo, por dolor, por angustia. Salté a tus brazos buscando consuelo en lo desconocido, en las calles con nombres sin registrar en mi memoria, en personas completamente desconocidas para la vista, e incluso de oídas.  Huí de las mil y una noches de Granada porque cada olor, cada calle, rincón o rostro, me dolían en el pecho. Porque escuchaba las voces o la risa peculiar de alguien y se me escapaba el alma por la garganta. Huí aterrorizada de los encantados jardines de la Alhambra por temor a no volver a ser yo nunca más.  Porque no quería acabar como un poeta olvidado,  muerto de neumonía un atardecer de octubre,  con una botella de vino en la mano  ante la impasible mirada de todos aquellos  que provocaron su muerte en la memoria. 
Quería recuperar esa parte de mí que aún amaba al amor, que deseaba con la mayor de las pasiones que el arte fuese más motor de vida. No quería morir en mis propias manos, quer…